El mayor de los Poderes

Este 2018 Venezuela tiene de nuevo la oportunidad de elegir un poder público a través del voto. Que difícil es escribir sobre una elección en Venezuela ante una polarización cada vez mayor, tan fuerte que inclusive estamos en presencia de una “polarización interna”dentro de cada una de las grandes opciones políticas en el país. Ante tal división, algunos venezolanos se sienten en las sombras y muchos no logran identificar cuál es la alternativa correcta.

Para mí no existe alternativa distinta a la participación y creo fielmente que el voto es el mayor de los poderes. Justamente este año nos toca elegir un poder en particular que tiene la fuerza para decirle a quiénes llevan las riendas del país si los ciudadanos seguimos confiando o no en ellos, si creemos que merecen un respaldo por sus acertadas decisiones o si consideramos que es hora de dar paso a una alternativa que pueda ayudar a superar la difícil situación que atravesamos, este año elegimos a la Asamblea Nacional.

La mayoría de los venezolanos sabe que la principal función de la Asamblea es dictar las leyes que nos rigen, cosa que por cierto no han hecho mucho en los últimos años. Unos cuantos menos saben que también tiene una función de control político sobre el gobierno, así comode elección y control sobre los otros poderes públicos, tal como pudimos constatar cuando la AN actual eligió a varios magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, a nuevos Rectores del Consejo Nacional Electoral, así como al nuevo Contralor General de la República, al nuevo Defensor del Pueblo y cuando ratificó en el cargo a la Fiscal General de la nación.

Algunas personas saben que tiene la gran responsabilidad de aprobar el presupuesto de la nación cada año, es decir, cuánto dinero gasta el gobierno y cómo lo gasta, e inclusive algunos tienen presente que es el lugar propicio para el debate y posterior consenso entre las tendencias políticas existentes, pero muchos no recuerdan que es el escenario principal para debatir los grandes problemas del país, y no solo debatirlos, sino que tiene la responsabilidad de ofrecer soluciones y eso es justamente lo que menos hace la actual Asamblea Nacional.

Adicionalmente, la Constitución Nacional en su artículo 187 le atribuye competencias de gran magnitud, como por ejemplo proponer enmiendas y reformas a la misma Constitución, puede autorizar o no las propuestas que haga el Ejecutivo Nacional en materia de convenios de interés público con otros países, por lo que tiene una importante influencia en el desarrollo de la política exterior que intente llevar a cabo el gobierno.

La Asamblea Nacional es la institución llamada a cumplir con la función de contrapeso, de balance, de equilibrio en el poder y de nuevo, es justamente lo que menos ha hecho la actual Asamblea Nacional. Creo que los Venezolanos podemos aprovechar que detentamos el mayor de los poderes, ese poder es la opción de elegir y debemos hacer uso de él, para hacer saber a nuestros dirigentes, sea cual sea la opción política a la que pertenezcan, si creemos o no en lo que hasta ahora han logrado para Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *